Quieres ser el novio de mi hermana?

Tonterías con mayuscula

capitulo numero 4

Antonieta Vilaplana tiene un body board, yo y al zanahoria, no. Sonia tiene un biquini blanco. Yo y el zanahoria no. Sonia es una adolescente. Yo y el zanahoria, no.

Yo y el zanahoria estamos de acuerdo no hay nada pero en el mundo que pasar el verano con una hija de separada y una adolescente. Si tus padres se separan te lo compran todo, todo lo que pidas dices. Dices: Me gustaría.... y antes de que acabes de decirlo, ya tienes un biquini blanco o un body board a los pies de la cama .

No es que yo quiera un biquini blanco-el Zanahoria tampoco quiere un biquini blanco--,pero por culpa del biquini blanco de mi hermana adolescente, yo y el zanahoria nos quedado sin body board. Y hablo en plural porque, si yo tuviese un body board, lo compartiría con el zanahoria como si fuésemos hermanos. Es mi cómplice y hemos jurado con sangre que seriamos cómplices hasta la muerte y eso quiere decir compartir las tortas de sonia y el body board. Ademas, el zanahoria y yo cabríamos juntos, por que estamos tan delgados que se nos ven las costillas.

En la playa, las señoras siempre nos miran con cara de lastima . A Antonieta le dicen: Oh, que niña tan rica; y a sonia: Ya es toda una mocita. A mi y al zanahoria no nos dicen nada. No se atreven a decir que ricos. Saben que si dijesen que ricos seria una mentira cochina, y prefieren mirar para otro lado, como si no nos hubiesen visto. Pero yo paso de las señoras que te tocan como si fueses un panecillo de Viena y te clavan los ojos con glotonería, como si quisiesen pegarte un mordisco.

Ahora, el zanahoria y yo los niños invisibles que nadie encuentra ricos tenemos que arrastrarnos ante Antonieta vilaplana que si es una ricura y pedirle porfa-porfa que nos deje su body board. La vida es injusta.

Hoy,en la playa de las barcas, ha sido muy humillante . Antonieta nos ha pasado el body board por delante de las narices y nos ha dicho que si queríamos subir teníamos que jugar a lo que ella dijese. Hemos jugado a robots. Antonieta nos daba ordenes y nosotros, como eramos robots, obedeciamos.

Yo era el robot que les servia el te y el Zanahoria era el robot que le regaba las plantas. Le he servido trece mil billones de tes y ella venga a decir <<otra taza, por favor>>. El pobre Zanahoria ha regado las plantas de todo el Amazonas, pero Antonieta torcia el morro y decía <<riégalas otra vez>>.

Antonieta, cuando sea mayor, quiere ser una inglesa millonaria con un jardin muy grande y muchas teteras de plata para tomar el te.Dice que los millonarios mas millonarios del mundo toman te y tienen plantas. ¡ Y un churro! Le he dicho que en la India también toman te, tienen toda una selva y son la tira de pobres. Lo vi una vez en un documental. Antonieta se ha mosqueado y ha dicho que ella también veía documentales y que se tomaría el te con limón, que es como se lo toman los ricos, por que los ricos tienen limones y los pobres no.

La he cagado, y me a tocado ir a buscar limones al limonero -que era una palmera sin hojas-cada vez que la señora quería te.

El Zanahoria, que es mas pelota que yo no ha despegado los labios en todo el rato, por si a caso, y Antonieta le ha dejado el body board antes que a mi. A mi -chincha- rechincha- me ha echo esperar hasta el ultimo momento, cuando estábamos a punto de irnos y mi padre estaba negro de tan achicharrado.

He subido al body board y...mierda..., no había ni una ola. Ni una. Lo juro. El mar se ha quedado planchado.Lo ha visto todo el mundo. Toda la playa ha visto como no podía jugar con el body board por que no había ni una ola. Cuando he protestado ante con Antonieta por que mis cinco minutos no valían y me tocaba un rato mas, me ha contestado que lo sentía mucho, pero que se me había acabado el tiempo y que ella no era Neptuno y no tenia poderes.

- Antonieta es una tramposa.

Esto lo he cuchicheado al oído del Zanahoria. Y Antonieta, que lo ha oído, se ha picado. Ha dicho que eramos unos falsos y que siempre íbamos con secretitos, por que ya sabia que teníamos un secreto y no se lo queríamos decir. Ella, en cambio, es muy sincera, y se ha puesto a decir cosas sinceras: ha dicho que mis padres teñidos daban mucha pena, que Sonia era una marginada que no tenia amigas, que los padres del Zanahoria eran unos fantasmas por que no se les veía nunca y que el Zanahoria y yo eramos clonicos, que decíamos lo mismo, pensábamos lo mismo y hacíamos las mismas cosas. Para acabar de ser sincera del todo ha dicho:

- No tenéis nada de personalidad.

Se ha pasado un montón, así que he querido contestarle algo muy gordo y muy desagradable, pero no se me ha ocurrido nada. A veces, se me acaba la imaginación.

- Ya no soy tu amiga.

No es original, pero funciona. Antonieta me ha quitado el body board de un tirón y se ha quedado mirando fijo al Zanahoria.

-¿Y tu?

Le estaba haciendo chantaje. Si no era su amigo, se quedaba sin body board. El Zanahoria ha dudado. Se ve que lo de no tener personalidad le ha llegado al corazón, pero al final como es mi cómplice, se ha solidarizado conmigo y la ha dejado plantada.


Hemos vuelto a casa bastante desanimados. Yo, fastidiaba por haberme quedado sin body board, y el Zanahoria, de los mas acomplejado por tener personalidad.

No quiero volver a ver nunca mas a Antonieta ni body board de Antonieta, pero tendre que pasar el resto de las vacaciones yendo cada dia a la playa de las barcas y aguantando el espectaculo de Antonieta pasandolo bomba con el body board y escuchando el comentario de las señoras diciendo << ¡Que niña tan rica!>>.

Es vomitivo.


Al entrar al apartamento, me ha parecido que alguien se había dejado las salchichas en el sarten. Había una humareda tremenda y olía a quemado. Pero resulta que no, que no había ningún sarten en el fuego y quien olía a quemado y humeaba era mi padre. Mama lo estaba untando de after sun y ruñiendoles por que no había querido ponerse protector solar y papa decía <<¡Vuelve a fumar y déjame tranquilo!>>.

Es verdad, mama no puede estarse quieta. He ido a la cocina para explicarle que Antonieta era una egoísta y una tirana y me ha contestado que todo eso eran tonterías. Y mientras lo decía, pelaba un patata, encendía el fogón, batía un huevo y cortaba pan. Mi madre me cansa. Nos cansa a todos. Sobre todo cuando deja de fumar y se empeña en tener las manos ocupadas. Le he repetido la historia de Antonieta por si no me había oído y me ha vuelto a decir lo mismo, que era una Tontería con mayúscula. Quizá si que es una tontería. Quizá cuando sea mayor no me preocupen las tonterías, pero como no tengo cosas importante de que preocuparme, me preocupan las tonterías y no se como quitarme las tonterías de la cabeza.


A la hora de comer han llamado al timbre y mi madre,que no puede estarse quieta, ha salido corriendo a abrir la puerta.

Hemos oído la voz chillona de la vilaplana madre diciendo que le traía una toalla que nos habiamos olvidado en la playa.

Mi madre ha vuelto a sentarse a la mesa con cara de mala uva y al cabo de poco ha empezado a dar golpecitos, >>toc-toc<<,con el tenedor contra el vaso.

Es un ruido torturador, para ponerte nervioso, y significa que se avecina tormenta. Todos hemos callado y hemos comido deprisa para huir de la mesa antes de que estallase.

Somo unos cobardes, pero cuando mama se pone como una mota, al final siempre hay alguien que se la carga. Puede ser por culpa de cualquier bobada que haya pasado durante el día, una de esas cosas invisibles que solo ven las madres y que las ponen de los nervios:Encontrarse pelos en el fregadero, la nevera abierta o... una toalla olvidada en la playa. Estaba a punto de acabarme el plátano-porque no hay que pelarlo con cuchillo y es superfacil de comer -cuando mama ha hecho <<plof>>. Quiero decir: ha estallado. Ha tirado el tenedor al suelo y ha gritado:

-¡estoy arta!

Todos nos hemos mirado muy asustados. Papa se ha levantado -el muy gallina- diciendo que tenia una insolación de caballo y que se iba a dormir la siesta. Es una bola de las que cuelan. Si quieres improvisar no te sale, pero el se ha estado asando toda la mañana para poder decir a la primera de cambio, cuando mama se pusiese histérica , <<me gustaría voy a dormir la siesta>>. Pero cuando mama tiene un ataque de histeria necesita culpables o necesita publico y, antes de que papa desapareciese, se ha apresurado a concretar

-¡Estoy harta de la Vilaplana! ¡No la soporto!

Sonia y yo hemos dejado de mirar hacia la ventana -la salida de emergencia para huir

volando- y nos hemos quedado boquiabiertas.

Mi padre se ha puesto en plan comprensivo y le ha preguntado:

-Por que?

Y mi madre se ha enrollado como una persiana. Que si la Vilaplana le a soltado que el rubio le queda fatal, que si la Vilaplana le a dicho que estaba mas gorda, que si la Vilaplana le ha comentado que las toallas eran las mismas que las del año pasado y bla,bla,bla.

¡Vaya morro!

si antonieta me esclaviza, me insulta y no me deja su body board es una Tontería con mayúscula;Y en cambio, si la madre de Antonieta le comenta que las toallas son las mismas de las del año pasado-que es la pura verdad-,es un Problema con mayúscula.

Mi madre siempre me dice que <<hay que decir la verdad >>, y cuando le dicen la verdad a ella, se le atraganta.

Yo creía que, cuando fuese mayor, podría escuchar las verdades sin inmutarme. Que vendría Antonieta y me diría<<¿Quieres que te diga la verdad?>>, Y yo le contestaría <<Dime, dime>> y ella me soltaría <<No tienes personalidad>> y yo me quedaría tan fresca -por que seria mayor-, y tan amigas. Pero va y resulta que no, que cuando sea mayor y Antonieta llame a la puerta de casa y me diga <<No tienes personalidad>>, me pondré furiosa, tirare el tenedor al suelo y me echare a llorar y a dar un espectáculo delante de mis hijos.

Es penoso.

Quizá vale mas no crecer.

Pero me lo he callado y he pensado que, si no podía ser sincera -porque mi madre no soportaba la sinceridad -, podía ser un poco mentirosa y aprovecharme. Y he empezado a decir mentiras de Vilaplana para dar la razón a mama y animarla -cuando se anima, nos hace macarrones-, Todos hemos dado la razón y resulta que por primera vez en la vida hemos estado los cuatro de acuerdo.

Tener un enemigo y ponerlo en verde es muy feo, pero es fantástico que toda la familia tenga un enemigo por que se siente muy unida y el enemigo sirve a una buena causa. Papa decía que se ha quemado por culpa de la Vilaplana. Sonia, que se había ensuciado el biquini por culpa de la Vilaplana, y yo, que ne el mar no había olas por culpa de la Vilaplana.

En esto, me he dado cuenta de que todos eramos buenas personas y de que mala era la Vilaplana, y que cuantas mas maldades explicábamos de la Vilaplana, mejores personas nos sentíamos.

Papa ha quitado la mesa, Sonia me ha dejado un trozo de sofá, mama me ha dado cinco euros para que ahorrase para un body board y yo les he invitado a pipas.

Claro, por eso los países buscan pelea con los vecinos. Todas las familias tendrían que tener una vecina como la Vilaplana y dedicar un rato cada día a ponerla verde. Se querrían mas.

Me habría gustado que el tema de la Vilaplana no se hubiese acabado nunca, pero mi familia no tiene tanta imaginación como yo y al cabo de un rato ya no sabían que decir y entonces mama ha propuesto cambiar de playa para no ver mas a la Vilaplana. En vez de ir a la playa de las barcas, iríamos a la playa de los guiris, que como no se enteran no se meten con nadie.

A mi me ha parecido genial. Quería dar un beso a mi madre. Y es que, de rebote, ha solucionado mi problema.No tendré que ver a Antonieta ni a su body board. Papa no ha opinado porque no piensa volver a la playa, pero Sonia...

Sonia ha soltado su frase preferida:

- ¡Que palo! ¡Yo no voy!


¿Por que? ¿Por que cuando a mi algo me hace ilusión, mucha ilusión, por ejemplo cambiar de playa para despistar a Antonieta, ella va y me lo estropea?


Y ya la hemos armado. Sonia ha tirado la servilleta al suelo y se ha encerrado en la habitación - en nuestra habitación- y cuando mama le ha dicho que no era para tanto, ella ha gritado- simulando que lloraba- que no es una matada y que no piensa matarse a cada día para ir a una playa alejada de la civilización- total, esta a un kilómetro- , y no ha dejado de llorar hasta que mama le ha prometido que iríamos en coche.

Mama ha suspirado tranquila:<<Todo arreglado>>. Pero cuando he querido entrar en la habitación - mi habitación-, Sonia me ha dado con la puerta en las narices.


El Zanahoria me ha animado con su teoría. El Zanahoria es muy teórico. Dice que si a los de aquí les gustan las extranjeras, a los extranjeros tienen que gustarles las de aquí.

Sonia no es rubia ni tiene los ojos azules, pero los extranjeros- que son rubios y tienen los ojos azules- están hartos de ver chicas rubias con los ojos azules. O sea que Sonia, en la playa de los guiris, seria una extranjera y molara un kilo.


Yo creo que el Zanahoria, diga lo que diga Antonieta, tiene mucha personalidad.

Big image