HORACIO QUIROGA

cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo

NACIMIENTO

Nació en Salto, Uruguay, el 31 de diciembre de 1878.Fue el segundo hijo del matrimonio de Prudencio Quiroga y Pastora Forteza.

ADOLESCENCIA Y FORMACIÓN

Estubo estudiando en Montevideo , hasta terminar el colegio secundario.Ya desde muy joven demostró un enorme interés por la literatura.Simultáneamente también trabajaba, estudiaba y colaboraba con las publicaciones La Revista y La Reforma. Poco a poco, fue puliendo su estilo y haciéndose conocido.

En 1898, el joven poeta conoció a su primer amor, María Esther Jurkovski, que inspiraría dos de sus obras más importantes: Las sacrificadas y Una estación de amor. Pero los desencuentros provocados por los padres de la joven que reprobaban la relación, debido al origen no judío de Quiroga precipitaron la separación definitiva.

París


En 1897 fundó la Revista de Salto. Después del suicidio de, Horacio decidió invertir la herencia recibida en un viaje a París. Estuvo cuatro meses ausente. Sin embargo, las cosas no salieron como había planeado: tras haber viajado en primera clase, regresó en tercera, pobre, hambriento y con una larga barba negra que ya no se quitaría nunca más. Resumió sus recuerdos de esta experiencia en Diario de viaje a París (1900).

Cuentista

Al regresar a Buenos Aires, Quiroga comenzó a escribir narraciones breves.Fue así que en 1904 publicó el notable libro de relatos El crimen de otro, fuertemente influido por el estilo de Edgar Allan Poe .Durante dos años trabajó en multitud de cuentos, muchos de ellos de terror rural, pero otros de historias para niños pobladas de animales que hablan y piensan. A esta época pertenecen la novela breve Los perseguidos (1905), producto de un viaje con Leopoldo Lugones por la selva misionera, hasta la frontera con Brasil, y su soberbio y horroroso El almohadón de pluma, publicado en la revista argentina Caras y Caretas en 1905, que llegó a publicar ocho cuentos suyos al año. A poco de comenzar a publicar en ella, Quiroga se convirtió en un colaboradorr famoso y prestigioso, cuyos escritos eran buscados por miles de lectores.
25 - Horacio Quiroga y sus obras

ÁNECDOTA

Cuando estuvo internado en el hospital a causa de su cáncer, se enteró de que en los sótanos se encontraba encerrado un monstruo: un desventurado paciente con espantosas deformidades similares a las de un elefante. Compadecido, Quiroga exigió y logró que el paciente llamado fuera liberado de su encierro y se le alojara en la misma habitación donde estaba internado el escritor. Como era de esperar, el paciente se hizo su amigo amigo y le estuvo my agradecido al gran cuentista

La enfermedad y su muerte.

En 1935 Quiroga comenzó a experimentar molestos síntomas. Al intensificarse los dolores y dificultades para orinar, su esposa logró convencerlo de trasladarse a Posadas para ser atendido allí, ciudad en la cual los médicos le diagnosticaron hipertrofia de próstata.

Cuando el estado de la enfermedad prostática hizo que no pudiese aguantar más, Horacio viajó a Buenos Aires para ser tratado allí. A principios de 1937, una cirugía exploratoria reveló que sufría de un caso avanzado de cáncer de próstata, intratable e inoperable.

En la madrugada del19 de febrero de 1937,Horacio Quiroga bebió un vaso de cianuro que lo mató pocos minutos después entre espantosos dolores