La pobreza de mi comunidad

por: Vaneza Castro Gaytán

CAMINANDO CON EL ALMA

Big image

Al salir a la calle y observar lo que pasa a nuestro alrededor se puede ver claramente que la pobreza se hace presente de una u otra manera, que no por cambiar de zona en la ciudad este factor social desaparecerá.
Esta persona camina bajo el sol y a paso rápido recorre el centro Histórico de Irapuato diariamente; sus pies lucen resecos y partidos, las uñas de sus dedos han crecido, su barba mide alrededor de 30 centímetros, su cuerpo está completamente sucio y su rostro refleja una edad ya grande.
Las personas caminan junto a él, posiblemente nadie sepa su nombre, si come, duerme o cuál es su camino, todo en él es incierto.
Lo único que lo cubre son bolsas negras de plástico y cartones amarrados con un lazo sobre su planta del pie los cuales simulan ser sus zapatos y con este vestuario diseñado por el mismo; y él tiene que adaptar esta vestimenta ante cualquier cambio de tiempo.
Para este señor, que probablemente la gente lo nombra de diferente manera, pero siempre con indiferencia dado que solamente se dedican a criticar su forma de vida sin hacer nada por ayudarlo.
Este señor posiblemente los restos de comida o un envase con un poco de líquido en los botes de basura o tirados en la calle sean su pan de cada día. Tal vez está persona padece de sus facultades mentales o en su interior está consciente de la vida que lleva en las calles. Pero de algo que si estamos seguros es que como esta persona existen millones que viven en pobreza extrema, sin ninguna posibilidad para satisfacer sus necesidades primarias.
Al hacer esta captura se representa la indiferencia hacia las personas que no han tenido la misma posibilidad de tener una estabilidad económica, en como la sociedad se ha vuelto materialista dado que el trato y el respeto ha ido dependiendo de cuanto posees.

LUCHANDO CON LOS AÑOS.

Big image

Está fotografía se puede observar como la pobreza llega afectar a los más vulnerables, personas que con el paso de los años se vuelven una carga para la familia ya que sus aportaciones monetarias cada día son menos y los llegan a ver solo como un gasto. Estas personas mayores ya sin fuerzas por el largo camino de los años se ven forzados ante la necesidad de trabajar en la calle para poder sobrevivir. Y día a día caminos a lado de estas personas a las cuales ya estamos acostumbrados a ver y caer en una completa indiferencia. Esta indiferencia llevarla a cierto punto en el cual su presencia te incomodara por el descuido hacia su persona. No valorando el esfuerzo que hacen estas personas menospreciando su trabajo.

Olvidando nos muestra que estamos tan cerrados en nuestro entorno que nos olvidamos de los demás solo vemos lo que queremos ver por las cuestiones y problemas que tengamos nos olvidamos que somos seres humanos, nos olvidamos que tenemos como obligación ayudar y no solo de forma económica sino de diferentes formas a estas personas que por su edad no tienen las fuerzas ya para poder cumplir sus necesidades, no tienen esa fortaleza para tener su cuidado personal porque la misma sociedad los ha deshecho porque ya no se sienten parte de la misma.

INOCENCIA CONSUMIDA

Big image
Foto: Tumblr

Al observar mi comunidad pude ver que existen varias zonas en las cuales predomina la pobreza y delincuencia.

Los niños las principales victimas de estos factores, dado que si sufren de pobreza varios de sus derechos serán violados uno de ellos será el derecho a recibir una educación de calidad y si no llega a recibir ese derecho lo único que aprenderán es la educación que le ofrece la calle y en la actualidad nos podemos dar cuenta al tomar un periódico podemos ver claramente que el numero de muertos en la ciudad va en aumento, y delincuencia, violencia son los nuevos temas de los que se habla en la mesa.

y eso se ve reflejado en la vida de los niños los cuales van perdiendo su inocencia por empezar a jugar juegos de personas adultas.

Vaneza Castro Gaytán

Economía Laboral