Inicio de la Edad Moderna en España

La Edad Moderna se inició en España con el reinado de los Reyes Católicos. En él se pusieron las bases de la hegemonía española en Europa, consolidada en el siglo XVI por Carlos I y Felipe II.

1.1 La unión dinástica de Castilla y Aragón

El matrimonio de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón en 1 469 supuso el primer paso en la unión del reino de Castilla y los estados de la corona de Aragón, que se hizo efectiva en 1 479. Se trató solo de una unión dinástica; lo cual, los territorios que integraban las dos coronas solo tuvieron en común a los monarcas, cada uno mantuvo sus instituciones, leyes, costumbres y moneda.

La unión dinástica, sin embargo, permitió establecer objetivos comunes, como la unidad territorial y religiosa y el fortalecimiento del poder de la monarquía.

1.2 La unidad territorial y religiosa

La unificación territorial se inició con la anexión a Castilla del reino nazarí de Granada (1 492), que supuso el fin de la conquista peninsular; y culminó con la incorporación del reino de Navarra (1 512).

La unidad religiosa supuso medidas contra judíos y musulmanes. Para conseguirla, los Reyes Católicos crearon en 1 478 el Tribunal de la Inquisición, institución que perseguía herejes y judaizantes; y obligaron a bautizarse o a marcharse a los judíos (1 492) y a los mudéjares de Granada (1 500).

1.3 El fortalecimiento de la monarquía

Los Reyes Católicos implantaron el Estado moderno y la monarquía autoritaria en España. Con ello, fortalecieron el poder real y controlaron todos los poderes del Estado a través de distintas medidas:


  • Impusieron su autoridad. Para ello, sometieron a la alta nobleza, controlaron los bienes de las órdenes militares, redujeron la autonomía a los municipios y las Cortes fueron convocadas en contadas ocasiones.
  • Mejoraron la Administración. Para ello, crearon Consejos integrados por juristas; instituyeron tribunales reales o Audiencias; establecieron el cobro de impuestos; crearon la Santa Hermandad, y modernizaron el ejército organizándolo en tercios.
  • Realizaron una política exterior común. Gracias a ella, Aragón recuperó Nápoles, Sicilia, el Rosellón y la Cerdaña, enfrentándose a Francia. Castilla conquistó plazas en el norte de África y prosiguió su expansión atlántica. Esta culminó con la conquista de Canarias (1 496) y el descubrimiento de América (1 492).