LA SOLUBILIDAD

y sus tipos

Hay sustancias que pueden disolverse, mucho o poco, dependiendo del disolvente. Son sustancias solubles, por ejemplo: el azúcar o la sal en el agua. Pero también, hay sustancias que no se pueden disolver, esas son sustancias insolubles, por ejemplo: el aceite o el arroz en el agua.

Las soluciones se clasifican en función de la concentración de soluto que tenga. Los tres tipos que hay son:

- Diluida.

- Concentrada.

- Saturada.

Hemos sacado la información de la editorial Teide, libro de Conocimiento Del Medio de 5º.

Editado por: Álvaro R. y Sara.