5. Los continentes

Ciencias Sociales 1º ESO IES Víctor García de la Concha

1. Los continentes

La Tierra está formada por seis continentes: Europa, África, Asia, América, Oceanía y la Antártida. Cada uno de ellos presenta caracte­rísticas únicas. Así, por ejemplo:

■ Todo el territorio de Europa se encuentra en el hemisferio norte.

■ La mayor parte del continente africano se sitúa entre el trópico de Cáncer y el de Capricornio.

■ Asia está formada por territorio continental y por islas.

■ América es el único continente que se extiende prácticamente desde el Polo Norte hasta el Polo Sur.

■ Oceanía está compuesta exclusivamente por islas.

■ En el centro de la Antártida se sitúa el Polo Sur. Las condiciones climáticas de este continente son muy adversas.

Geografía física y modos de vida (Geografía Humana) Parte 1.
Geografía física y modos de vida (Geografía Humana) Parte 2.
Geografía física y modos de vida (Geografía Humana) Parte 3.

2. Europa

Después de Oceanía, Europa es el continente más pequeño de la Tierra. Dispone de una extensa línea de costa y está bañado por los océanos Glacial Ártico y Atlántico y por el mar Mediterráneo. Además, posee numerosas islas (Islandia, islas Británicas, Islas Baleares, Córcega, Cerdeña, Sicilia y Creta, entre otras) y penínsulas (Ibérica, Itálica, Balcánica, Escandinava y de Jutlandia), además de un mar interior (Negro).

El relieve y las aguas continentales

La mayor parte del territorio europeo es llano. Existen algunas montañas de gran altura, como el monte Elbrús (5 633 m) situado en la cordillera del Cáucaso. Las princi­pales formas de relieve europeo son las siguientes:

Macizos o montañas antiguas. Son cordilleras des­gastadas por la erosión que no superan los 2 000 m de altitud. Destacan las montañas de Irlanda, Escocia, Galicia y el Macizo Central francés.

Montañas jóvenes. Su formación es más reciente que la de los macizos y su altitud es elevada. Cabe señalar los Pirineos, los Alpes, los Cárpatos...

Llanuras. Sobresale la Gran Llanura Europea, que recorre el centro del continente de oeste a este.

Las costas europeas presentan numerosos entrantes y salientes.


Por su parte, los ríos pueden clasificarse según sus ver­tientes:

Vertiente ártica. Son ríos largos que están helados la mayor parte del año. Destacan el Pechora y el Dvina Septentrional.

Vertiente atlántica. Los ríos son cortos y de caudal constante. Sobresalen el Vístula, el Oder, el Elba...

Vertiente mediterránea. Los ríos son cortos y de caudal irregular. El Ródano y el Po pertenecen a esta vertiente.

Vertientes del mar Caspio y mar Negro. Son ríos largos y regulares. Destacan el Volga y el Danubio.

Los lagos de Europa son de tamaño medio o reducido; entre ellos se encuentra el Ladoga, el Onega, el Vánern, el Leman (o de Ginebra) y el Constanza.


Europa: características físicas

3. África

África es el tercer continente más grande del mundo, después de Asia y América. Forma un bloque compacto que se ensancha en su mitad norte, y se estrecha y alarga en su mitad sur.

Las islas constituyen menos del 2 % de su superficie; la más grande es Madagascar.


El relieve

El rasgo más destacado del relieve afri­cano es la existencia de numerosas mesetas, que están formadas por mate­riales antiguos. Entre ellas existen cube­tas por las que fluyen ríos como el Congo.

Además, en África existen otras formas de relieve:

Cadenas montañosas. Destaca la cor­dillera del Atlas (al noroeste) forma­da por montañas elevadas jóvenes; y los montes Drakensberg, al sureste, de menor altitud y constituidos por materiales antiguos.

Rift Valley. Es una gran fosa tectó­nica situada al sureste y ocupada por lagos.

A su alrededor se encuentran los pi­cos más elevados de África: el monte Kenia y volcanes como el Kilimanjaro.

■ Llanuras. Se localizan en el fondo del
Rift Valley y de las cubetas, pero, sobre
todo, en la costa.

Las costas presentan escasos entrantes y salientes.

Destacan las penínsulas de Cirenaica y de Somalia y el golfo de Guinea.


Las aguas continentales y los medios naturales

Los ríos se distribuyen en tres ver­tientes:

■ Mediterránea. Son ríos cortos y de caudal escaso e irregular. Una excepción la constituye el Nilo (6 700 km), el río más largo del planeta.

Atlántica. Algunos ríos, como el Gambia, son relativamente cortos; otros, como el Níger y el Congo, son muy largos. Estos últimos ríos cuentan con nume­rosos afluentes.

índica. Estos ríos suelen ser más cortos que los de la vertiente atlántica. Destacan el Zambeze y el Limpopo.

En África también existen nume­rosos lagos; algunos se sitúan en eI Rift Valley.

Entre los lagos africanos sobresalen:

■ El Malawi, el Tanganika y el Turkana, que son estrechos y alar­gados.

El Victoria (donde nace el Nilo) y el Chad (situado en África Cen­tral); ambos lagos son anchos.

4. Asia

Asia es el continente más extenso de la Tierra. Presenta numerosas penínsulas: la de Anatolia, la arábiga, la del Indostán y la de Kamchatka, entre otras.

Los archipiélagos e islas se localizan al este y al sureste; la mayoría de las islas son de origen volcánico y en ellas se producen frecuentes terremotos. Destacan los archipiélagos de Japón y Filipinas, así como las islas de Formosa (Taiwán), Borneo, Sumatra, Java y Ceilán (Sri Lanka).

Las principales formas del relieve asiático son:


  • Las llanuras. En el norte se encuentran las de Siberia Occidental y Siberia Septentrional; en las zonas este y sur, las llanuras aluviales, que ocupan el curso bajo de grandes ríos.
  • Mesetas. Destacan la de Siberia Central (en el norte), la de Irán (en el oeste), pero sobre todo las de Mongolia, el Tíbet y Pamir (en el centro). En estas tres últimas las altitudes pueden superar los 5 000 m. y más accidentadas en el este.
  • Sistemas montañosos. Están situados en el centro y en el oeste del continente. En ellos destaca la cordillera del Himalaya, que forma parte de un gran arco montañoso que se extiende desde la península de Anatolia (en el oeste) hasta la de Indochina (en el sureste). En esta cordillera se encuen­tra el Everest (8 848 m), el pico más alto de la Tierra.
  • Las costas de Asia son bajas y pantanosas en el noroeste

Las aguas continentales y los medios naturales

Los ríos asiáticos se organizan en tres vertientes:

Ártica. Son ríos muy largos. Sobresalen el Obi, el Yenisei y el Lena.

Pacífica. Estos ríos aumentan su caudal en verano debido al deshielo y a las lluvias de los monzones.

Destacan los ríos Amur, Huang-Ho, Yangtsé y Mekong.

índica. Destacan el Ganges y el Indo, que también incrementan su caudal en verano a causa de los monzones.

A esta vertiente pertenecen tam­bién el Tigris y el Eufrates, que poseen mayor caudal en invierno y primavera por las lluvias y el deshielo.

Entre los lagos cabe señalar el Baikal. Además, existen varios mares interiores: mar de Aral, mar Caspio y mar Muerto; este último es el punto más bajo de la Tierra (395 m) por debajo del nivel del mar.

Asia: características físicas

5. América

América es el segundo continente más grande de la Tierra. En él se diferencian tres grandes áreas: América del Norte, América Central y América del Sur. La mayoría de las islas se sitúan en el norte y el centro: Terranova, Cuba, Jamaica... (océano Atlántico) y las islas Aleutianas y Vancouver (océano Pacífico); en América del Sur destacan las islas Galápagos (océano Pacífico) y las Malvinas (océano Atlántico).

El relieve

Por áreas geográficas, el relieve de América muestra las siguientes características:

América del Norte. Presenta macizos antiguos, amplias zonas muy erosionadas que forman cadenas montañosas, como los montes Apalaches. Las llanuras más extensas son las que reco­rren los ríos Mackenzie y Missis-sippi. Las cordilleras jóvenes, como las Montañas Rocosas y Sierra Madre, son de elevada alti­tud. Hay volcanes elevados como el Popocatépetl y el Orizaba.

América Central. En la zona con­tinental, el relieve es montañoso y muestra numerosos volcanes.

En la zona insular existen islas llanas, como Cuba; otras, como La Española, son más montañosas. Algunas tienen origen volcánico, como Martinica y Guadalupe.

■ América del Sur. Posee maci­zos antiguos muy erosionados, como el de las Guayanas y la Meseta Brasileña; llanuras muy amplias, como los Llanos del Ori­noco, la Llanura Amazónica, el Gran Chaco y la Pampa.

En el oeste de esta área se locali­za una cordillera joven, los An­des, con más de 7 000 km de longitud; en ella se encuentra el pico más alto de América, el Aconcagua, además de numero­sos volcanes.

Las costas americanas presentan contrastes: la ártica es muy recor­tada, la atlántica tiene muchos en­trantes y salientes y la pacífica es más alta y rectilínea.

Las aguas continentales y los medios naturales

Los ríos americanos se clasifican en tres vertientes:

Ártica. Los ríos de esta vertiente, como el Mackenzie, permanecen helados en invierno.

Atlántica. Son ríos largos y muy caudalosos. Entre ellos destacan el San Lorenzo, el Mississippi, el Orinoco, el Paraná y el Amazo­nas; este último es el río más caudaloso del mundo.

Pacífica. Excepto el Colorado, el Columbia y el Yukón, son ríos cortos, ya que nacen en las mon­tañas próximas a la costa.

En América se encuentran algu­nos de los lagos más grandes del planeta.

En América del Norte son muy nu­merosos y de gran tamaño: Gran Lago del Oso, Gran Lago del Es­clavo, Winnipeg y el grupo de los Grandes Lagos.

En América Central se halla el lago Nicaragua, y en América del Sur, el Titicaca.

6. Oceanía

Este continente está situado en el hemisferio sur, al sureste de Asia; es el de menor tamaño, ya que apenas representa el 6 % de la superficie terrestre. Está formado por una gran isla, Australia, y varios archipiélagos: Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Melanesia, Micronesia y Polinesia.

6.1. Australia

Debido a su gran extensión, esta isla se puede considerar un pequeño continente, ya que su territorio representa el 89% de Oceanía. Está bañada por el océano Índico (al sur y al oeste) y por el océano Pacífico (al norte y al este). Las principales unidades del relieve australiano son las siguientes:

■ Una extensa meseta, que ocupa la mitad oeste de la isla, en la que existen grandes desiertos: el Gran Desierto de Arena, en el norte, y el Gran Desierto Victoria, en el sur.

■ Un conjunto de llanuras, situadas en el centro de la isla, que cons­tituyen la región de la Gran Cuenca Artesiana.

■ La Gran Cordillera Divisoria, que bordea la costa oriental austra­liana en la que se encuentra el pico más alto de Australia: el Kosciusko(2230m).

Las costas australianas se caracterizan por tener escasos entrantes

y salientes: en el norte destacan el golfo de Carpentaria y la península de Cabo York, y en el sur, la Gran Bahía Australiana.

Entre los ríos sobresalen el Murray y su afluente más destacado, el Darling. Existen lagos como el Eyre, que es de agua salada.

6.2. Otras islas de Oceanía

Nueva Zelanda es un archipiélago situado al sureste de Australia que está formado por la isla Norte, la isla Sur y otras islas próximas de menor tamaño.

El relieve de Nueva Zelanda se caracteriza por la presencia de nume­rosos volcanes en la isla Norte; y montañas como los Alpes Neozelandeses que recorren la isla Sur. En este archipiélago destacan accidentes costeros como las bahías de Plenty y Canterbury. Los ríos son cortos y solo existen lagos en la isla Sur.

Nueva Guinea está situada al norte de Australia y es una isla muy montañosa; sus cimas más altas alcanzan los 5 000 m. Su accidente costero más destacado es el golfo de Papua. En Nueva Guinea los ríos también son cortos.

Los medios naturales de Oceanía

7. La Antártida

Este continente, situado en el hemisferio sur (a más de 60° de latitud sur), se encuentra rodeado por el océano Glacial Antartico. Esta consti­tuido por una gran masa continental y múltiples islas; casi toda su superficie se halla cubierta por una capa de hielo que tiene un espesor medio de 2 000 m. A veces, de ella se desprenden bloques de hielo de grandes dimensiones (icebergs), que flotan en el océano.

Relieve

La mitad occidental de la Antártida es montañosa y cuenta con numero­sos volcanes. En esta zona se halla la mayor elevación del continente, el monte Vinson (4 897 m). La mitad oriental del continente está formada por elevadas mesetas; las costas son muy recortadas.

Debido a las bajas temperaturas, la Antártida no tiene ni ríos ni lagos.

La Antártida es el continente de mayor altura del mundo, con una media de 2 650 metros. Así pues, el paisaje, a diferencia de la llana mo­notonía del Polo Norte, se ve surcado por cadenas montañosas.

El medio natural

La Antártida se corresponde con un medio natural de clima polar extremo,

con temperaturas invernales muy bajas (inferiores a — 60 °C) y veraniegas que no superan los 0 °C Las temperaturas son algo más elevadas en algunas islas de la Antártida.

Las precipitaciones son escasas y siempre en forma de nieve. Son caracte­rísticos los fuertes vientos, que llegan a alcanzar una velocidad de hasta 300 km/h.

Debido a las duras condiciones climáticas, la vegetación es casi inexistente; solo se desarrollan musgos y liqúenes en las escasas áreas que no están cubiertas por el hielo de forma permanente.

La fauna está formada por focas y diversas especies de pingüinos. En las aguas que rodean a la Antártida viven ballenas, oreas y cachalotes. Existen también aves marinas de diversas especies; entre ellas la gaviota cocinera y la paloma antártica.