Claves para un porteo respetuoso

Por Sandra Cornejo, alumna de Kanguerarte

Cuando empezamos a portear o anunciamos a familiares y amigos la intención de hacerlo, sobre todo cuando lo hacemos con hijos mas mayores, solemos recibir muchos comentarios a razon de opiniones formadas (la mayoría por desconocimiento) del tipo sobre todo que si no nos duele la espalda. Es cierto que un portabebe mal colocado puede causarnos dolor de hombros y/o espalda. Asi que a continuacion te dare algunas claves para que tu porteo no solo sea respetuoso para tu bebe sino tambien para ti.

Es importante una buena colocacion del portabebe, siguiendo las indicaciones del fabricante o tu educador/a de porteo. Practicar bien los nudos en caso de fular.

Debemos realizar una buena tension y adoptar una buena postura (no encorvados hacia delante y los hombros en su sitio, que caigan hacia detras los omoplatos.)

El centro de gravedad debe estar cerca del ombligo, esto se consigue colocando al bebe en esta zona, el bebe no debe ir ni muy alto ni muy bajo, sino lo que se conoce como "a la altura de beso".

Si empezamos a portear con un bebe ya mayor es recomendable una adaptacion, ir porteando a ratitos para que nuestra musculatura se vaya tonificando. Si hemos porteado al bebe desde recien nacido esto va ocurriendo gradualmente.

En caso de usar un fular largo, no extrangulemos nuestra cintura con la tela sobrante. Primero ataremos y luego recogeremos sin tension.


En caso de necesidades especiales para el porteador como inconvenientes con suelo pelvico o espalda recomendamos se pongan en contacto con su educador/a de porteo o estar atentos a futuros post.