Necesito una app para mi empresa?

Por Eduardo Rodríguez

¿POR QUÉ MI EMPRESA NECESITA UNA APLICACIÓN MÓVIL?

Raro es el día en que no aparecen noticias que nos hablan del enorme éxito de las apps, buenas expectativas para esta una nueva forma de marketing ante la que muchas empresas, si no lo han hecho ya, se estarán haciendo la misma pregunta: “¿Debe mi empresa tener una aplicación móvil?”.

Para contestar a esta cuestión, muchos usaran la misma respuesta que ya escuchamos cuando se produjo el auge de las páginas web o aquella que sirvió para justificar la necesidad de contar con perfiles en redes sociales, estamos hablando del “Porque hay que estar”.

Pero no se trata tanto de que nosotros tengamos presencia sino de dónde se encuentran nuestros consumidores y, los datos lo confirman, estos están en las apps.

En América Latina el 71% de los usuarios con internet móvil se descarga apps. Pero no solo se las bajan, también hacen uso de ellas, pues dedicamos una media 94 minutos al día interactuando con nuestras aplicaciones móviles, más del 80% del tiempo que pasamos en nuestro Smartphone.

Pero dejando de lado los abrumadores datos, ¿por qué una empresa o marca necesita contar con una app? Tres son las razones:

1) NAVEGANDO POR LAS APPS

Según el Informe Global sobre Experiencia de los Usuarios Móviles de Compuware, el 85% de los usuarios móviles prefiere navegar a través de las aplicaciones móviles que hacerlo a través del teléfono. Las razones: considera que les ahorra tiempo y esfuerzo, así lo valoran más de la mitad de los encuestados. Esta ya es una primera razón de peso; si los usuarios acuden antes a una app que al navegador tendremos que facilitarles el acceso a nuestros contenidos.

2) MEJOR CUANTO MÁS CERCA

Otro de los datos relevantes es el de la fidelización de los consumidores con la marca. Según el estudio elaborado por Ipsos Open Thinking Exchange el 52% de los usuarios piensan que disponer de una aplicación contribuye a incrementar su interés en una compra potencial de una marca, producto, tienda o compañía. A través de una app nuestro consumidor nos lleva en su bolsillo y en su cabeza, antes de decidirse por cualquier otra marca apostará por aquella que ya le haya ofrecido con anterioridad contenido de valor (ya sea de tipo útil o de entretenimiento) a través de una aplicación.

3) ESPERANDO LA NOVEDAD

Por último debemos analizar el uso que se le da a las aplicaciones. Según el mismo estudio, el 43% usan regularmente apps para mantenerse al día de información sobre la marca y un 41% lo hace para obtener cupones o descuentos. Por tanto estamos ante un nuevo consumidor ávido de contenidos relacionados con nuestra marca, más aún si se trata de descuentos; están esperando que les ofrezcamos nuestras últimas novedades y las aplicaciones son un modo perfecto de hacerlo y además de una forma directa y personalizada. No es de extrañar que las notificaciones de las apps reciban tasas de respuesta elevadísimas que llegan al 98%.

PARA TENERLOS EN EL BOLSILLO

Estas tres razones nos demuestran que una app hace la vida más fácil al consumidor y también a la marca, ofreciéndonos un canal de comunicación directo con nuestros clientes; así que se trata de que tengan nuestra app para nosotros poder tenerlos en el bolsillo.