El medio ambiente

3ºa José luis, Mario, Marta y Lúis Miguel

África

Biodibersidad


Seis de los 25 puntos más importantes de biodiversidad internacionales se encuentran en África. Cuatro de cada cinco plantas de floración en Madagascar son endémicas, y la isla está clasificada como sexta para ende mismo entre todos los países del mundo. En el curso de los últimos 30 años se ha fortalecido la protección de la diversidad biológica y recientemente se ha producido un cambio de énfasis hacia el uso sostenible y la participación en sus beneficios. No obstante, continúa disminuyendo.

Desertificacion


El 46% de África está aquejado de desertificación, que afecta a unos 485 millones de sus habitantes. Más de 2 millones de hectáreas de las tierras altas de Etiopía ya están degradadas más allá de su rehabilitación. Gran parte del Continente es particularmente vulnerable: tres cuartas partes de Kenya, por ejemplo, es tierra árida o se mi-árida, y el 93% de Mauritania es hiper árido. La erosión del suelo y la desertificación están incrementando y es probable que el problema se intensificará a través de las próximas tres décadas a medida que la población sigue creciendo y el clima se vuelve más variable.

Agua dulce


La escasez de agua dulce y su pobre calidad son las dos grandes limitaciones para el desarrollo en África. Imponen restricciones a la agricultura y la industria y dan origen a una enorme carga de enfermedad transmitida por el agua. Se anticipa que el cambio climático empeorará la situación. Los estudios del Grupo Gubernamental de Expertos sobre Cambios Climáticos sugieren que las precipitaciones disminuirán en las zonas ya áridas de África Oriental y del Sur, y en el norte de África Central, incrementando las sequías y la desertificación. En África Occidental, los países de Benín, Burkina Faso, Ghana, Mauritania, Níger y Nigeria se enfrentan con escasez de agua para 2025.

Big image

Bosques


Los bosques cubren alrededor del 22% de la región, pero están desapareciendo más rápidamente que en cualquier otra parte en el mundo en desarrollo. Durante los años 1980, África perdió 10,5% de sus bosques. Los bosques protegen el suelo, reciclan nutrientes, y regulan la calidad y el flujo de agua. También desempeñan un servicio mundial al absorber dióxido de carbono que de otro modo ayudaría a acelerar el calentamiento de la Tierra. Cubren el 45% de la superficie de África Central, donde la Cuenca del Congo se enorgullece de poseer el segundo área más extensa de selva contigua del mundo. Se han establecido reservas, pero la grave presión sobre los bosques continúa.

Zonas urbanas


Más de tres de cada cinco africanos viven en zonas rurales, pero el ritmo de migración a las ciudades y centros urbanos (3,8% por año) representa una de las tasas más altas del mundo; en Malawi llega a 6,4%. Los barrios bajos están proliferando, y los gobiernos y las autoridades locales han sido incapaces de satisfacer la creciente demanda de vivienda y servicios básicos.

Oceania

Acelerada pérdida de biodiversidad en Oceanía

La revisión de más de 24 mil estudios sobre la conservación del medio ambiente reportó que Oceanía pierde de manera acelerada a sus especies nativas, y podría colocarse a la “cabeza mundial” de este tipo de daño, afirmó un experto.
Richard Kingsford, investigador de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, encabezó a un equipo de 14 científicos que detectó que el daño va de la Polinesia a Nueva Zelandia y Australia, según difundió la cadena ABC.
El responsable del “dramático" impacto de gran escala en la biodiversidad es el ser humano, que ha ocasionado tasas de extinción mucho más altas que las que se pueden encontrar en los anales de la evolución. Esa tasa de extinción puede ser de mil y hasta diez mil veces superior a las registradas en los pasados 60 millones de años, y afecta a todos los organismos de la biodiversidad de Oceanía, incluidos los espacios terrestres, oceánicos y de aguas superficiales, precisó.
La compilación, publicada en la revista Conservation Biology, señala que más de mil 200 especies de aves han desaparecido en las islas y archipiélagos del Pacifico. En Australia la agricultura ha modificado o destruido más del 50% de tierras y ecosistemas, y el 70% de la superficie restante está degradado.
El estudio destaca que para muchas personas se trata de deforestación, degradación de ríos, plagas y sobreexplotación pesquera, puntualizó Kingsford, quien añadió que el cambio climático es un asunto muy importante.

Antartida

La protección del medio ambiente ha sido un tema central de la cooperación entre las Partes del Tratado Antártico. El 4 de octubre de 1991 se firma en Madrid el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, que nace para reforzar el Sistema del Tratado Antártico y por la necesidad de incrementar la protección del medio ambiente antártico y de los ecosistemas dependientes y asociados y designa a la Antártida como reserva natural, consagrada a la paz y a la ciencia.

Al mismo tiempo y en virtud del artículo 11 del Protocolo sobre Protección del Medio Ambiente se creó el Comité de Protección Ambiental (CPA) cuyas funciones consisten en “proporcionar asesoramiento y formular recomendaciones a las Partes en relación con la aplicación de este Protocolo, incluyendo el funcionamiento de sus Anexos, para que sean consideradas en las Reuniones Consultivas del Tratado Antártico”. El Comité, integrado por representantes de las Partes del Protocolo sobre Protección del Medio Ambiente, se reúne normalmente una vez por año coincidiendo con la RCTA. A las reuniones del CPA asisten también diversos expertos y observadores.

Asia

Cambio climatico

Asia es, sin duda, una de las regiones más vulnerables frente a las consecuencias del cambio climático. En 2007, el 75% de las personas que murieron a consecuencia de un desastre natural residían en esta zona y durante los últimos tres años el número de emergencias naturales en el citado continente creció de 50 a 200 por año.

Según la ONG World Vision será necesario invertir más de mil millones de euros para proteger a las poblaciones costeras de Asia de las consecuencias del cambio climático que en la zona se traduce en posibles tsunamis, inundaciones a gran escala y ciclones.

Según alerta un informe de la organización, actualmente 10 millones de asiáticos son especialmente vulnerables ante esta amenaza, especialmente aquellas que viven en ciudades muy pobladas, los deltas de los ríos y en pequeñas islas que apenas se elevan unos centímetros del nivel del mar.

El informe se centra especialmente en las poblaciones costeras porque calcula que el 10% de la población mundial vive a menos de 10 metros sobre el nivel del mar -que son las zonas más castigadas por las inundaciones y tormentas- y de esa población alrededor del 75% viven en Asia y el Pacífico. Asimismo, el informe también recuerda que son los niños los que más riesgo tienen de sufrir las peores consecuencias de los desastres naturales.

Para reducir el impacto, World Vision recomienda invertir en estrategias de prevención y preparación frente a desastres como son las alertas tempranas, los planes de evacuación, la construcción de refugios seguros, la reforestación y, en general, la educación de los adultos y niños para que sepan qué hacer durante y después de una emergencia.

Asimismo, hace un llamamiento a los gobiernos y donantes internacionales para que inviertan en la preparación ante las emergencias y no sólo en la respuesta cuando estas ya han sucedido.

América

El medio ambiente en América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe, que albergan algunos de los ecosistemas más primitivos y diversos del mundo, dependen en grado sumo de sus recursos naturales para la generación de crecimiento económico.

Esta región enfrenta la exigencia de reconciliar las demandas de crecimiento con la necesidad de proteger y administrar debidamente sus hábitat y recursos, a fin de alcanzar un desarrollo sostenible, al tiempo que hace frente a amenazas globales para el medio ambiente, como el cambio climático.

El BID ayuda a los países miembros a enfrentar esas exigencias financiando actividades de mejoramiento de la gestión de las zonas protegidas, la generación de oportunidades de ingresos para las comunidades que dependen de los servicios de los ecosistemas, administrando los recursos costeros y marítimos y apoyando las iniciativas de gestión del cambio climático y de los riesgos de desastre en cuencas hídricas críticas.

También aseguramos que cada proyecto que financiamos incluya salvaguardias sociales y ambientales rigurosas y medidas de sostenibilidad.

Cambio climático en América del Norte

Partes de América del Norte y Europa podrían enfriarse de manera natural en los próximos diez años, porque un cambio en las corrientes oceánicas va a moderar temporalmente el efecto del calentamiento global provocado por el ser humano, advirtió un estudio del Instituto Leibniz de Ciencias Marinas (Alemania).

Las temperaturas promedio en áreas como California y Francia podrían bajar en los próximos 10 años, influidas por corrientes más frías en el Atlántico Norte, indica un informe dado a conocer por la institución con sede en Kiel, Alemania.

El estudio se basó en temperaturas sobre la superficie marina de las corrientes que mueven el calor alrededor del mundo, y varían de decenio en decenio. Este efecto de enfriamiento regional podría neutralizar temporalmente el fenómeno de largo plazo de calentamiento provocado por los gases de efecto invernadero que no dejan escapar el calor del planeta, dijo Richard Wood, investigador en el Met Office Hadley Centre, un proveedor británico de servicios ambientales y relacionados con el clima.

“Esas variaciones naturales del clima podrían ser más fuertes que las tendencias de calentamiento global en el periodo de los próximos 10 años”, dijo Wood en una entrevista. “Sin saber eso, uno podría pensar de manera equivocada que no se está produciendo calentamiento global”.

El estudio de Leibniz, que fue escrito en colaboración con Noel Keenlyside, otro científico que investiga en el instituto, fue publicado en la edición del 1 de mayo de la revista científica Nature.

“Si no experimentamos calentamiento en los próximos 10 años, no significa que el calentamiento que producen los gases de efecto invernadero no se está produciendo”, dijo Keenlyside en una entrevista. “Puede haber fluctuaciones naturales que disimulen el cambio climático en el corto plazo”.

El dióxido de carbono, producido principalmente por la quema de combustibles fósiles como el petróleo y el gas natural, es el factor contaminante al que se responsabiliza del calentamiento global. Desde 1988, los niveles de dióxido de carbono en los cielos del mundo aumentaron un 9,8 por ciento, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, según sus siglas en inglés).

Los científicos debaten cuánto carbono puede llegar a la atmósfera antes de que los efectos del cambio climático (sequías, inundaciones y reducción se recursos de agua fresca) se vuelvan irreversibles. Por cada millón de moléculas presentes en la atmósfera alrededor de 384 son de dióxido de carbono, según la agencia climática estadounidense (NOAA).

EUROPA

MEDIO AMBIENTE EN EUROPA

Hoy en día, en Europa se disfruta de un aire y un agua más limpios, no se depositan tantos residuos en vertederos y se reciclan más recursos. No obstante, Europa está todavía muy lejos de lograr el objetivo de 2050 de «vivir bien, respetando los límites de nuestro planeta». Aunque utilizamos los recursos de una forma más eficiente, seguimos mermando los recursos básicos de los que dependemos en Europa y el resto del mundo. Algunos problemas como la pérdida de biodiversidad y el cambio climático siguen suponiendo importantes amenazas.

Según Hans Bruyninckx, Director Ejecutivo de la AEMA: Nuestro análisis muestra que a lo largo de estos años las políticas europeas han abordado con éxito muchos desafíos medioambientales. Pero también que continuamos dañando los sistemas naturales que sustentan nuestro bienestar.

CONCIENTIZACIÓN SOBRE EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE
Big image

Opinion:

Mario: Pienso que las personas deberían respetar más el medio ambiente, por ejemplo usando más energías renovables y reciclar más.