Lo que siempre quise decir

Abre tu piel y mira.

Cuentate un Cuento. Narra desde la nina que llevas dentro. La que desea explorar el mundo, de puntitas, con grandes saltos y brincos, deteniendose a tocar y explorar por los momentos que han atravesado tu vida, los momentos que se quedaron y los que esperas tocar con fuerza cuando lleguen.